GameSkunk, el dispositivo que te permitirá oler lo que pasa en el videojuego

GameSkunk, el dispositivo que te permitirá oler lo que pasa en el videojuego

 

La capacidad que tienen los videojuegos de transmitir sensaciones ha ido creciendo con el paso de los años. Los efectos especiales, la calidad musical, la definición de imagen, los gráficos hiperrealistas, los formatos cinematográficos… Todos los factores se han ido añadiendo para que jugar a un videojuego se convierta en una experiencia cada vez más intensa.

Sin embargo, parece que la evolución sensorial de los videojuegos no ha quedado ahí. Al menos, esa parece ser la intención de Sensory Acumen, una compañía dedicada al diseño de tecnología para el desarrollo electrónico, y que acaba de dar a luz GameSkunk, un revolucionario dispositivo que permitirá al jugador sentir el olor de los elementos que van surgiendo en el videojuego.

GameSkunk es un dispositivo de retroalimentación del sistema olfativo que proporciona más de 30.000 olores, los cuales están conectados a videojuegos de consolas, PC o MAC.

El objetivo no es otro que el de sumergir todavía más a los jugadores en el mundo al que están jugando, lo que aumentan el realismo de las experiencias recientes de videojuegos. Con este revolucionario dispositivo es posible ya oler lo que sucede en nuestros juegos: los alimentos, las explosiones en el campo de batalla, la pólvora de los disparos, el campo, las ruedas quemadas de vehículos de carreras…

El sistema de retroalimentación olfativo tiene tres modos de operación. En el primer modo, utilizando las últimas tecnologías de programación interactiva, el sistema de captación olfativa dispersa sensaciones aromáticas reales en respuesta a las acciones o situaciones de los juegos.

En cada escenario, el tipo de olor que se dispersa puede ser pre-programado por el desarrollador de software. En el segundo modo, el tipo de olor que se dispersa se ​​puede programar en tiempo real. En el tercer modo, la unidad GameSkunk opera en modo autónomo donde los olores se dispersan a intervalos preprogramados.

Todo un nuevo universo de sentidos, que abre una nueva puerta al futuro de la experiencia sensorial de los gamers.