Stringer, un serious game que entrena a reporteros de guerra con realidad aumentada

Stringer, un serious game que entrena a reporteros de guerra con realidad aumentada

 

Son múltiples las posibilidades que ha mostrado la realidad aumentada para convertirse en una herramienta de apoyo tecnológico para los serious games. Stringer es un ejemplo de ello, un videojuego creado por Ben Sinsbury, un ex militar que ejerció funciones de reportero de guerra para entrenar a estos profesionales en situaciones de riesgo en conflictos bélicos internacionales.

Se trata de un videojuego en primera persona que pone al jugador en la piel de un periodista en medio de un campo de batalla en Afganistán, equipado únicamente con una cámara de vídeo y un botiquín de primeros auxilios. El serious game tiene una doble vertiente formativa: la periodística y la de supervivencia. Respecto de la primera, la misión del jugador será la de filmar con la cámara virtual los hechos que se desenvuelven en el juego. Para ello, el juego recurre a la realidad aumentada, introduciendo dichos acontecimientos bélicos en el campo de visión del jugador a través de un dispositivo Oculus Rift.

Por otro lado, el botiquín de primeros auxilios es la herramienta con la que el jugador tendrá que enfrentarse a situaciones de emergencia sacadas de la experiencia real de su creador. Así, el jugador tendrá que realizar acciones como detener una hemorragia grave utilizando un torniquete, afrontando situaciones como salvar su propia vida, la de compañeros periodistas o la de soldados heridos.

Los procedimientos médicos de combate de este serious game fueron creados en colaboración con Silvestre Medical Associates International.

Stringer early development build V1 from ben sainsbury on Vimeo.