ICED te hace sufrir en primera persona la ley de inmigración de Estados Unidos

ICED te hace sufrir en primera persona la ley de inmigración de Estados Unidos

 

La conciencia social acerca de injusticias que se producen a nuestro alrededor es otra conquista que se ha alcanzado con algunos serious games. Uno de ellos, ICED (I Can End Deportation), traslada al jugador a la situación de injusticia y de atropello legal que sufre la población inmigrante en Estados Unidos.

En ICED te mueves con total libertad por una ciudad simulada norteamericana. El personaje protagonista es un inmigrante que se encuentra en el país en una situación irregular, y las situaciones a las que se enfrenta son similares a las que podría suceder en la vida real con cualquier persona que se encontrara en esta situación, y que son extraídas de casos reales.

A lo largo del juego, te encuentras con dos tipos de items. Uno de ellos son manos gigantes, que se corresponden con buenas acciones de civismo, como plantar un árbol, lo que va reportando puntos de libertad, que son estrellas que aparecen debajo del personaje. Ese es el objetivo fundamental del juego, mantenerse en libertad y que no te deporten.

El otro tipo de items son bombillas gigantes que se corresponden con preguntas que el juego hace sobre situaciones habituales en la inmigración en Estados Unidos, y da la opción de contestar si las situaciones que se plantean son mitos o hechos. Un ejemplo, es si las principales razones que obligan a las personas a abandonar sus países son motivos de guerra y violación de los derechos huamos. Acertar te da puntos de libertad.

También te enfrentas a diversas situaciones a lo largo de la ciudad, como encontrarte con un vendedor de CDs de un top manta. Si compramos es erróneo, porque nos relacionamos con actividades ilícitas y, al relacionarnos con ellas, nos puede plantear problemas.

Cuando se comete un error o se contesta mal una pregunta surge un punto de riesgo, que es una gorra de policía, cada una de las cuales se corresponde con un policía que ya te está buscando por la ciudad y que, por circunstancias que no son delitos mayores, te puede llevar a una situación de reclusión.

Hay un mapa en el que se ve el movimiento de los policías, para tratar de evitarlos y no perder la libertad.

Cuando un policía te intercepta, te conduce a un centro de reclusión de inmigrantes, por motivos que no son suficientes. Esta es la segunda parte del juego, a la que se llega incluso si se evita que te capture el policías y haces bien todos los pasos, con el objetivo de experimentar a nivel real la situación que sufren los inmigrantes e este tipo de centros.

En esta segunda parte del juego, te mueves por total libertad en el interior de una cárcel. Ya no hay ningún problema por la interacción con los policías. El sistema es el mismo, con buenas acciones y preguntas que contestar. Los pasos que se dan también se corresponden con obtener la libertad, como conseguir escribir una carta a tu abogado.

Cuando cumples los cuatro objetivos de la cárcel, vas a juicio, donde, si has actuado con civismo y correctamente dentro de la cárcel, se obtiene el objetivo final del juego, que es la nacionalidad norteamericana.