Ayuda al progreso de mujeres de otras culturas a través de Half the Sky

Ayuda al progreso de mujeres de otras culturas a través de Half the Sky

 

La industria de los serious games está cada vez más relacionada con el éxito que tienen iniciativas en otros formatos, llevándoselas al universo transmedia y convirtiéndolas en videojuego. Uno de los ejemplos recientes más dignos de elogio es Half the Sy, el videojuego basado en un best seller de gran éxito en Estados Unidos y que trata sobre la necesidad de fomentar el empoderamiento de las mujeres en distintos lugares del mundo donde sus derechos se ven mucho más mermados que en el mundo occidental.

Este serious game lleva al jugador por un viaje global que comienza en India y que prosigue en Kenia, Vietnam y Afganistán, concluyendo en Estados Unidos. En cada uno de estos escenarios, el jugador se encuentra con diferentes personajes, todos mujeres, que se enfrentan a situaciones con las que deben lidiar en su vida cotidiana. El primer paso será negarse a creer que la solución de su marido a un problema es la única posible, o afrontar la opinión del marido de que lo que debe hacer es quedarse en casa con los niños.

Ante cada situación, el jugador podrá optar por hacer oír su voz con una opinión discordante u optar por permanecer en silencio y buscar un enfoque más sutil. A medida que va desbloqueando cada uno de los problemas de las mujeres del juego, el jugador va profundizando casi sin darse cuenta y de forma amable en la realidad de muchas mujeres en todo el mundo, donde su vida cotidiana cuenta con barreras sociales y culturales que obstaculizan su realización plena.

Los creadores de Half the Sky han querido completar el objetivo “serio” del videojuego, que se vive casi como un cuento interactivo, con mini juegos que le aportan carácter lúdico al producto. Así, en distintos momentos del juego, el jugador debe afrontar retos que pasan por encontrar o reunir objetos, tales como leche de cabra o libros. Además, el carácter solidario del juego es poco intrusivo y, en ocasiones, el jugador puede encontrarse con que, superando una prueba consistente en dar libros a una niña, en realidad, está haciendo llegar a estos países libros de verdad a niñas de verdad.

El siguiente paso y verdadero efecto del serious game es la concienciación, ya que el jugador va descubriendo poco a poco una realidad de injusticia y opresión de millones de mujeres de todo el mundo, a las que puede ayudar a través de cualquiera de las ONG que han participado en el impulso del videojuego.