Aula de videojuegos: Un pedestal en la Universidad

Aula de videojuegos: Un pedestal en la Universidad

 

Al inicio de la nueva década, Luis Navarrete, profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla, comenzó a albergar una ilusionante idea: Crear el primer espacio académico y universitario específicamente destinado al mundo de los videojuegos.

La idea de Navarrete era lo suficientemente ambiciosa. Hasta entonces, los centros universitarios más prestigiosos de Madrid, Barcelona, Valencia o País Vasco ya dedicaban espacios al sector a través de grados o másteres especializados. Pero faltaba que la Universidad abriera las puertas al mundo de los videojuegos de una forma integral, abarcando la teoría, un espacio de debate y un poso para el desarrollo práctico y el impulso de un tejido industrial.

Luis Navarrete ya había vivido la experiencia de introducir los videojuegos en la Universidad de Sevilla, como profesor de la asignatura Guión de Videojuegos dentro del máster de Guión, Narrativa y Creatividad Audiovisual. Esa experiencia le dio pie a comenzar el trabajo para algo mucho más grande, dada la gran demanda que detecta por parte de los alumnos de contenidos serios relacionados con los videojuegos.

Después de un arduo trabajo de evangelización y construcción de una propuesta seria, nacía en mayo de 2012 el Aula de Videojuegos de la Universidad de Sevilla, el primer gran espacio universitario de España dedicado a los videojuegos.

Su principal impulsor, Luis Navarrete, explica que otras disciplinas ya vivieron antes esa travesía en el desierto: “El cine nace en 1896 y hasta 1945 no entra en la Universidad. El videojuego, con los cuarenta años de vida, ya está entrando en el mundo académico, y se va a producir con esta generación de chavales que tenemos aquí”.

El aula nace con una identidad tripartita, donde las facultades sevillanas de Comunicación, Ingeniería Informática y Bellas Artes se fusionan para ofrecer una visión del sector multidisciplinar, académica, seria y rigurosa.

Acababa de nacer la experiencia universitaria del mundo de los videojuegos más importante de España. A raíz del aula comienzan a surgir una serie de actividades que la dotan de múltiples perspectivas y de una actividad frenética.

Máster en Videojuegos: Guión, Diseño y Programación

Uno de los objetivos más ambiciosos que se trazó el Aula de Videojuegos fue la creación de un poso formativo para la especialización en videojuegos de primer nivel. Se trata de una de las actividades más emblemáticas en las que trabajan actualmente, el desarrollo del máster Videojuegos: Guión, Diseño y Programación, que comenzará a impartirse en enero de 2014.

Bien es cierto que no es la primera experiencia de este tipo que se realiza en España, pero echando la vista a los demás, podríamos decir que estamos hablando del mejor y más completo de todos ellos. Anteriores experiencias se han enfocado en exceso al contenido o a la programación, y se han olvidado a veces del diseño, del guión, del diseño de niveles…

master

Luis Navarrete explica que la formación en este máster va a ser multidisciplinar, tratando de abarcar los diversos aspectos que juegan un papel importante en la creación de un videojuego. El máster va a tener dos itinerarios, dando opciones importantes para la especialización en la rama artística o en la de programación. Ambos, no obstante, tienen el mismo contenido, que es muy amplio, dedicado al videojuego desde un punto de vista de la comunicación y la expresión, sin olvidarse del guión, el marketing o el diseño de niveles.

Está orientado a los alumnos de Comunicación, Ingeniería Informática y Bellas Artes, ya que son las tres facultades que lo han impulsado. Pero puede acceder cualquier titulado, aunque con prioridad para carreras más vinculadas como Arquitectura, Diseño Industrial o Ingeniería Industrial.

El requisito es ser licenciado y pagar una matrícula que, aún por definir, podría oscilar en torno a los 3.000 euros. “El alumno va a notar rápidamente que todo ese dinero se le va a devolver en forma de contenido”, explica Luis Navarrete, que alaba el “software de primer nivel” con el que se va a trabajar en el máster, manejando programas como 3DStudio, ZBrush o paletas gráficas Wacom.

LifePLay. Referentes de investigación científica

La asombrosa y amplia amalgama de actividades y proyectos que alberga el Aula de Videojuegos en su escaso año de vida cuenta con otro trabajo encomiable dirigido a dotar al aula desde su inicio del necesario tinte de referencia académica.

Se trata de la creación de la revista LIfePlay, una atalaya desde la cual dotar a los videojuegos de la suficiente cobertura temática con investigaciones serias, rigurosas y científicas. Crear, en definitiva, una referencia para el sector siguiendo el modelo de otras publicaciones científicas en las que los analistas de la industria se centran para marcar sus nuevos derroteros.

“Puedo decir con total seguridad que es la primera que existe en España a nivel de investigación académica”, afirma orgulloso Luis Navarrete, que ensalza la seriedad y rigurosidad desde la que se va a trabajar en este proyecto. “La gente está acostumbrada a que si va a escribir sobre cine o sobre células madre, los artículos tienen que cumplir una serie de requisitos formales, en la bibliografía, en la metodología, y todas esas reglas las hemos aplicado a los artículos. Normalmente va a escribir gente que sean licenciados o con un gran amor por el videojuego, pero que tenga una base académica compleja, revisado por un comité científico. Si no se cumple, el artículo será desestimado. Es lo que se llama revisión ciega”. El objetivo último es que la revista entre en el circuito del debate en países como los nórdicos o Estados Unidos.

revista

El comité científico de la revista cuenta con profesionales prestigiosos, como la profesora del Instituto Tecnológico de Massachusets Clara Fernández Bara, la catedrática en TICs María Esther del Moral, el catedrático de la Pompeu Fabra Santos Miguel o el fundador de Arsgames, Flabio Escribano.

El primer número de LifePlay saldrá en agosto, por lo que el 1 de mayo se cerrará el call for paper, el plazo para recibir las primeras publicaciones. De momento, investigadores de Salamanca, Zaragoza, Oviedo y Santiago y hasta de México y Colombia ya han trasladado artículos al comité editorial. A ello se sumarán algunas instituciones o entidades ligadas a la escuela y que quieren participar en un apartado de técnicas, tales como lenguaje de programación, APIs…

Con esta misma intención divulgativa, el Aula de Videojuegos trabaja también en la creación de un marco bibliográfico que de soporte a las investigaciones existentes en la materia. Con esta pretensión, están trabajando con una editorial de Madrid en la publicación de una colección de libros de videojuegos “para combatir la situación ateórica en la que nos encontramos, intentando fraguar una bibliografía”.

Este extraordinario trabajo nació el pasado mes de mayo en el aula y se cristalizó en septiembre con la firma con la editorial. Los primeros libros se entregarán en noviembre de este año, con la esperanza de que vean la luz a principios de 2014, para cuando el Aula de Videojuegos ya tendrá un microsite propio en el que dar la cobertura suficiente a este otro gran proyecto ambicioso de su apasionante labor.

Interaulas

Al margen de esta labor de divulgación, el Aula de Videojuegos encierra un trabajo interno con los alumnos, para dotarles del conocimiento teórico suficiente en la materia, para crear un clima de debate y aprendizaje continuo y para tejer una maraña lo suficientemente sólida como para empezar a dar salida a todo un tejido industrial vinculado a una actividad económica pujante en tiempos de crisis.

Una labor encomiable pero que, realmente, encierra la propia filosofía de la Universidad, como poso docente y prelaboral enmarcado en el contexto económico nacional.

Con este objetivo, nació Interaulas, otro de los buques insignia del Aula de Videojuegos. Se trata de una actividad que se desarrolla todos los miércoles en el espacio que el aula posee en la Facultad de Comunicación de Sevilla, y que nace con un espíritu completamente abierto, en el que el alumno no paga por asistir ni el docente o experto por divulgar.

aula2

Bajo esta filosofía, todos contribuyen a crear ese espacio de enriquecimiento colectivo, siguiendo un modelo próximo al coworking. El propio Luis Navarrete participa activamente del espacio como experto en Unity, un motor de videojuegos, al que ya ha dedicado varias aulas a aspectos como la interfaz o la programación.

Pero Interaulas está completamente abierto a la aportación que cualquier persona quiera hacer en la materia, de tal forma que el propio oyente se puede convertir en profesor. La iniciativa, que Navarrete define como “nuestra actividad cotidiana más emblemática”, ha producido un importante efecto llamada, como lo demuestra el hecho de que varios programadores que trabajan como freelance se han enterado de la actividad del aula y han acudido para prestar su experiencia”.

Open Gaming

Y, como no podía ser de otra forma, el Aula de Videojuegos dedica también un espacio importante al quid de la cuestión, el verdadero elemento que hace que la industria se mantenga más viva cada vez: el juego.

El aula cuenta también con actividades que van dirigidas a jugar a distintos títulos. Pero, una vez más, recubre la actividad de ese aura académica y seria que llevan todas sus iniciativas. Se trata de Open Gaming, una actividad consistente básicamente en jugar, pero bajo un criterio temático.

“Por ejemplo”, indica Luis Navarrete, “jugamos a todos los títulos de Valve. Todos juegan para, luego, hacer un debate”.

juego

“También tenemos una actividad, más compleja, en la que intentamos reflexionar sobre el guión de videojuego en los juegos de progresión. Se trata de ver un juego y analizarlo desde el punto de vista de cómo se ha creado, el diseño, los niveles… Reflexionar sobre aspectos académicos. Hay mucha gente que viene del cómic, del cine…, y aporta su visión”, explica el alma máter del Aula de Videojuegos

Otras actividades paralelas que desarrolla el Aula de Videojuegos ofrecen una amplia labor de cobertura informativa y divulgativa a sus actividades. Entre ellas, cabe citar el blog que el aula posee en el periódico de tirada nacional El País. Colaboradores del aula trabajan en estas publicaciones periódicas en las que analizan diversos aspectos del sector. “No he puesto a cinco lumbreras, sino a personas normales y alumnos, para que, además de divulgar, aprendan a escribir y reflexionar”.

A ello se suma otra iniciativa reciente que ha tenido un importante éxito, como son las jornadas Games and Twits, Games and Blog y Games and Press. Se diseñaron por el aula, pero han sido alumnos los que las han llevado a cabo. Las dos primeras se celebraron en la FNAC de Sevilla, y actualmente están trabajando en el desarrollo de Games and Press, que se llevará a cabo en la Facultad de Comunicación el próximo 15 de mayo.

Embrión. El primer videojuego

Y si de diseñar videojuegos va la historia, el Aula de Videojuegos no ha ido precisamente despacio, y ya ha puesto sobre la palestra el avanzado proyecto de su primer título: Embrión. Se trata de un videojuego que sigue la estética de los llamados FPS, juegos basados en la resolución de puzles y en pruebas de inteligencia para el jugador.

A partir de esta idea, se diseñó un proyecto que el aula presentó en la plataforma de crowfunding Verkami, donde no consiguieron alcanzar su objetivo inicial. Se trata del primer crowfunding de la historia del videojuego de España para el desarrollo integral de un juego, que no pudo alcanzar los 125.000 euros solicitados bajo la fórmula de la financiación colectiva.

Formación y germen de desarrolladores

El Aula de Videojuegos, en su diverso entramado de proyectos y actividades, ha conseguido crear un entorno lo suficientemente sólido y ambicioso como para dar al videojuego el lugar que se merece en el ámbito académico y universitario, con la formación y la creación de un tejido empresarial local como objetivos principales.

“Nos sentimos orgullosos porque llevamos muy poco tiempo y ya hemos abierto varias vías de comunicación con Madrid, Barcelona, el norte de España, o con las siete y ocho empresas que hay en Sevilla con las que tenemos unos vínculos muy cercanos”, explica Navarrete.

Luis Navarrete

Luis Navarrete es entrevistado durante un acto

“Lo que más me interesa es que yo soy profesor y es mi vocación de profesor de dar la oportunidad a los alumnos de abrirse un hueco profesional. No es que mi nombre pase a la historia como impulsor, sino que mis alumnos tengan un camino labrado, que está la cosa muy mal. Analizamos que el videojuego es una industria emergente y nos preguntamos cómo podíamos hacer algo por reflexionar, analizar y crear”, afirma.

Sobre el papel que el mundo del pensamiento y de la cultura otorga a los videojuegos, Luis Navarrete reconoce la necesidad de “dignificar” el sector. “No voy a considerar que estamos en la élite, pero tenemos que trascender el simple comentario, porque si no el del videojuego seguirá siendo un fenómeno fan. Y para ser un objeto cultural, hay que trascender esa idea. Y eso es doloroso, porque cuanto te ven escribir algo serio sobre videojuegos, eso se sale del contexto habitual. Pero si no damos ese paso, que no es elitista, sino de amor hacia el videojuego, no podremos insertarlo como un discurso académico. Sólo hay que ver la cantidad de blogs que hay que no dicen nada”, afirma.

Navarrete reconoce que todavía hay mucho camino que recorrer, y que los videojuegos siguen teniendo muy mala prensa. Sin embargo, es optimista, y cree que el método para darle su sitio en el mundo cultural es el “tiempo”. El profesor es contundente cuando lo compara con otros ámbitos, como el del cine o el cómic: “Es cuestión de tiempo y de cambiar las mentalidades. Mientras sólo se estudie como una herramienta que lleve a que los niños cometan asesinatos… no vamos a ningún sitio. Es mucho más. Es un medio de comunicación, es un medio expresivo y puede ser considerado en el futuro como artístico. Pero, para eso, hay que construir a su alrededor conceptos teóricos que lo demuestren”.

En Aula de Videojuegos ya han comenzado a hacerlo, y desde este portal les seguiremos la pista de cerca, bajo la responsabilidad de construir entre todos el tejido necesario para que el videojuego adquiera en España la posición cultural, académica e industrial que se merece.