Una plataforma que detecta las señales cerebrales gana la Imagine Cup en España

Una plataforma que detecta las señales cerebrales gana la Imagine Cup en España

 

El proyecto SRGX, desarrollado por el estudiante de quinto curso de Ingeniería Informática de la Universidad de Murcia Sergio Rivas ha sido designado hoy como el producto que representará a España en la Imagine Cup, el concurso internacional de innovación tecnológica organizado por Microsoft Ibérica. SRGX Project es una plataforma de realidad aumentada 3D en tiempo real que detecta señales cerebrales y que podrá aplicarse a diversos ámbitos, como la medicina o los videojuegos.

El proyecto que ha quedado en segunda posición en la fase de selección nacional es EducAR, realizado por estudiantes de la Universidad de Granada, y que, basándose en la tecnología de Kinect, ofrece a los profesores una herramienta para poder mostrar los ejercicios de una clase en realidad aumentada, a través del movimiento de las manos, y sin necesidad de utilizar ningún otro dispositivo.

En tercera posición ha quedado Remotion 3, un videojuego realizado por alumnos de la Universidad de Mondragón que mezcla el juego con la vida real, posibilitando la competición en Internet jugando en circuitos físicos.

Imagine Cup, que ya va por la décimo primera edición, es la mayor competición internacional de innovación tecnológica dirigida a estudiantes que se realiza desde Microsoft.
La iniciativa no se limita al aspecto competitivo del concurso, sino que representa una venta que ofrece muchas posibilidades a jóvenes creadores para poder plasmar su creatividad en el mundo empresarial.
Imagine Cup ha contado con una participación a nivel nacional de más de 200 estudiantes de 66 universidades. Ahora, su ganador, Sergio Rivas, representará a España en la fase global del concurso, que se celebrará del 8 al 11 de julio en San Petersburgo (Rusia).
Para desarrollar su proyecto, Rivas se basó en interfaces cerebrales que, mediante sensores, registran sus señales y ofrecen electroencefalogramas, información que puede ser interpretada con inteligencia artificial para predecir movimientos de los ojos.
El ganador de la final de San Petersburgo, donde se darán cita más de 400 jóvenes de 160 países, recibirá un premio de 50.000 euros, que servirá para que el equipo pueda desarrollar su proyecto y ponerlo en marcha.