Termitia, un fascinante juego que enseña el universo de los insectos

Termitia, un fascinante juego que enseña el universo de los insectos

 

“Advertencia. Este juego contiene escenas tan violentas como la naturaleza”: Con este mensaje da comienzo un fascinante serious game desarrollado en Francia, Termitia, en el que el jugador tiene la posibilidad de introducirse en el mundo de los insectos de forma hiperrealista, como si de un documental jugable se tratara.

Termitia es un muy buen ejemplo de cómo un serious game puede convertirse en herramienta didáctica para el aula, concretamente en la materia de ciencia y naturaleza, con un videojuego que permite conocer de cerca y de forma inmersiva el comportamiento social de los insectos.

El origen del juego se encuentra en el proyecto de investigación del laboratorio CRCA de Toulouse, que hace dos años instaló un escáner 3D en un montículo de arena. Con un software de visualización lograron conocer el interior de una colonia de termitas. Además, la reconstrucción en 3D de una termita posibilitó viajar virtualmente a través de las galerías del nido.

Ante la fascinación que supuso este proyecto surgió la idea de dar un paso más allá y convertir esa visita virtual en un videojuego. Los investigadores aceptaron rápidamente el desafío.

El resultado es un juego hiperrealista de inmersión en una colonia de insectos, en la que el jugador se mueve como una termita real. Pero, de momento, se había conseguido una recreación virtual, una simulación, pero le faltaba aún un factor esencial en los juegos: la emoción.

Es entonces cuando surgió la idea de darle un argumento que fuera más allá. Termitia se sitúa en el futuro, en el que un equipo de investigación trabaja en la miniaturización y el biomimetismo para encontrar formas de vida.

El jugador es miniaturizado con este objetivo y encuentra rápidamente que está en un montículo de arena y que tendrá que adaptarse al comportamiento de las termitas para sobrevivir.

Ahora, ya sí, la exploración virtual se une a un entorno de peligros, de trampas y de disparos en el que el jugador deberá moverse acertadamente si no quiere perecer. Una acción que, además, se corresponde con el aprendizaje del comportamiento social de estos insectos, defensivo y de ataque contra el extraño introducido en su nido.

En esta línea, el jugador aprenderá también a no despertar demasiado la ira de sus peligrosos anfitriones. Así, cuanto más veces dispare contra las termitas, mayor efecto llamada generará, algo científicamente contrastado, dado que, en caso de ataque, las termitas comienzan a entrar en el terreno para llamar a los soldados que llegan en masa.

De este modo, el juego promueve las actitudes no agresivas, recompensando al jugador que se ha adaptado al comportamiento de las termitas para sobrevivir.

Los desarrolladores de Termitia no han querido dejarse ningún aspecto del mercado fuera del juego, y han creado también un avatar femenino de una científica para atraer a las alumnas a un juego con un alto valor educativo, en el que los jugadores aprenden el universo social de las termitas, las características de sus nidos, su carácter defensivo y grupal, su división por castas o su ceguera natural.