Skea, un joystick vaginal para ejercitar el suelo pélvico en un runner

Skea, un joystick vaginal para ejercitar el suelo pélvico en un runner

 

Una variante de utilidad de los serious games es la que se sirve del hardware para mejorar diversos aspectos de la vida cotidiana de los jugadores. En este ámbito nos encontramos en Kickstarter con una iniciativa especialmente llamativa, por cuanto mejora la calidad y salud del suelo pélvico de las mujeres, mediante un joystick con el que manejan el videojuego desde su sexo.

Se trata de Skea, abreviatura de Kegel Smart, un juego que incluye un dispositivo periférico diseñado para ser insertado en la vagina de una mujer. El dispositivo funciona a modo de joystick que guía los movimiento del avatar de un runner, al mismo tiempo que permite a las jugadoras ejercitar los músculos del suelo pélvico.

El videojuego, que busca en Kickstarter obtener la financiación necesaria para su lanzamiento, reporta al jugador beneficios sanitarios, pero también mejora su vida sexual. Así, entrena contra la incontinencia urinaria, fortalece los músculos de cara al parto y facilita la posterior sanación.

Pero, además, según sus creadores, contribuye a una respuesta sexual más saludable para las mujeres, ya que afirman que los músculos fuertes del piso pélvico pueden mejorar la excitación, la sensación, la calidad del orgasmo  la experiencia sexual en general.

Pero, ¿en qué consiste el videojuego? Skea está conectado a un dispositivo móvil, en el que la jugadora debe guiar los pasos de Alice, la protagonista de un runner, en una peligrosa travesía. Así, con los movimientos de sus músculos pélvicos, debe perseguir conejos, evitar filtraciones de lava y recoger elixires de colágeno.

Lo que puede parecer aburrido para los estándares de videojuegos es, sin embargo, toda una revolución lúdica para los tradicionales ejercicios médicos de suelo pélvico, habitualmente largos y aburridos, lo que hace que la mayoría de los pacientes no logren completar las terapias con éxito.

Si sus desarrolladores consiguen la financiación en Kickstarter, estaremos ante otra maravilla sanitaria del mundo de los serious games.