Race the World: Una carrera en globo por el mundo para conseguir un empleo

Race the World: Una carrera en globo por el mundo para conseguir un empleo

 

El uso del gamification para contratar a trabajadores en una empresa es uno de los aspectos más revolucionarios que ha sobresalido de la aplicación del juego al ámbito empresarial. Los departamento de Recursos Humanos de las compañías están encontrando un interesante filón en la posibilidad de hacer entrevistas de trabajo mediante videojuegos.

Uno de los casos más llamativos es que llevó a cabo la multinacional de servicios de auditoría KPMG, que propuso a los candidatos a optar a unas prácticas en su empresa el desafío de dar la vuelta al mundo en 80 días en un globo aerostático a través de un videojuego.

Race the World planteó a los jugadores el desafío de ser el primero en dar la vuelta al mundo, con el 31 de octubre de 2013 como fecha tope. El éxito de la iniciativa ha llevado a la compañía a repetir la campaña, que este año se cierra el próximo día 27 de agosto.

El objetivo es volar en globo alrededor del mundo en un máximo de 80 días y volver a su punto de partida en el tiempo más rápido, después de haber completado con éxito 10 desafíos en el camino. Estos desafíos se encuentran ocultos en las oficinas de KPMG tiene en distintos países del mundo, por lo que se trata de localizar dichas oficinas, aterrizar y pasar los desafíos.

Además, el tiempo que puede pasar en el aire es limitado, por la cantidad de combustible que tiene. Así que el juegador debe estar atento al medidor y restablecer el combustible de forma periódico, para lo cual también tendrá que aterrizar en cualquier lugar donde KPMG disponga de oficinas en el mundo.

El juego comienza con dos vidas. Hay también bonificaciones, ocultas en diversos lugares del mundo. Al quedarse sin combustible o no pasar un reto, el jugador pierde una vida. Si pierde todas las vidas, deberá comenzar de nuevo la vuelta al mundo.

En la primera edición de Race the World, se jugaron 4.548 partidas y 110 fueron terminadas. El ganador, Benedikt Best, un estudiante de 22 años, obtuvo unas prácticas en KPMG y 1.000 libras en bonos de viaje.

En una entrevista tras ganar el juego, Best afirmó que “definitivamente KPMG debería hacerlo de nuevo. Es muy divertido, y nadie más hace este tipo de cosas. Acudí inmediatamente porque me gusta los juegos de ordenador. Y la posibilidad de ganar una pasantía con un juego en sí mismo era tan emocionante que tenía que probarlo”.