Nike +: El ejercicio físico convertido en un juego apasionante

Nike +: El ejercicio físico convertido en un juego apasionante

 

Uno de los casos más paradigmáticos del éxito de la gamificación de marca a nivel mundial lo representa Nike. La conocida compañía de prendas deportivas emprendió hace poco una travesía hacia la captación y fidelización comercial a través de Nike + y Nike + Fuel Band.

Se trata de una manera de incentivar la actividad deportiva entre los clientes habituales de Nike, de forma que puedan consultar a través de la web el ejercicio físico que han realizado, las calorías que ha quemado, los kilómetros que han recorrido… y medirlos mediante un sistema de puntación que les permite además competir con otros usuarios de la marca.

Mientras corres, el sensor se comunica con un dispositivo de Nike + en forma de pulsera, llamado Sportband, que el usuario puede llevar en el brazo. Este dispositivo graba la distancia, el recorrido, el ritmo, el tiempo y las calorías. Un botón sirve para iniciar, finalizar y pausar el entrenamiento. Después de correr, el usuario sólo tienen que extraer extraer el Nike+ Link, un dispositivo insertado en el Sportband, y conectarlo al puerto USB del ordenador, donde se puede consultar y almacenar todos los datos de la actividad realizada.

Este sistema ideado por Nike hace algo más de un año supuso todo un revulsivo en la forma en la que las marcas interaccionaban con sus clientes. Convertir el ejercicio físico en una actividad medible en el tiempo hace de Nike + una fórmula muy atractiva para los asiduos del fitness, pero también ofrece un rostro amable de la marca.

Ya en el ordenador, el usuario sigue asistiendo a una experiencia absolutamente novedosa en la práctica habitual de ejercicio físico, ya que todos los entrenamientos pasan del dispositivo de Nike+ del SportBand al ordenador, donde se puede comprobar la evolución de las últimas carreras y establecer iconos para los hitos alcanzados.

En la parte superior de la página de inicio de Nike + se puede ver el nivel de la carrera actual. También permite establecer objetivos o realizar un entrenamiento creado por entrenadores profesionales. Otra opción permite trazar las rutas habituales y encontrar rutas creadas por la comunidad Nike+ en todo el mundo.

Hay diversas formas de utilizar Nike +. Si se entrena con música, se puede usar un dispositivo con Nike + Ipod activado. Otro elemento añadido es que, cuando las energías comienzan a disminuir, el usuario puede apretar el botón PowerSong, que reproduce en ese momento la canción que el usuario ha elegido para insuflarle de ánimo en el impulso final de la carrera.

Nike + Fuelband

Un paso adelante lo dio la compañía con Nike + Fuelband, donde la actividad generada a través del sensor (que convierte dicha actividad en fuel) es sometida a metas diarias.

Nike + Fuelband funciona a partir de una pulsera que cuenta con una pantalla de LED donde se visualiza la información sobre las actividades realizadas a partir del movimiento de la muñeca. A raíz de un objetivo marcado por el usuario, la pulsera registra los datos de los diferentes movimientos realizados durante el día.

Esos datos aparecen registrados en la pulsera con una serie de 20 luces LED, que van desde el rojo al verde a medida que el usuario se acerca a su objetivo. Dichas mediciones se traducen en cuatro valores: tiempo, calorías, pasos y NikeFuel.

La meta diaria que cada usuario se haya fijado aparece permanentemente reflejada en la pantalla de la pulsera a través de sus luces indicadoras. Si al finalizar el día, la generación de Fuel sigue en rojo, será indicativo de que no se ha cumplido el ejercicio diario.

La web te propone retos concretos, como una meta de fuel semanal o un número de calorías a quemar. A medida que se alcanzan esos objetivos, el programa premia a los usuarios con logros que pueden ser compartidos a través de las redes sociales.

Con Nike + Fuelband, la compañía americana logró un paso adelante en su propuesta de gamificación de marca, ofreciendo un aspecto aún más lúdico a Nike +, con retos concretos, recompensas y gratificaciones que se convierten además en un nivel de competitividad lúdica y divertida.

Con ello, Nike ha logrado uno de los ejemplos más contundentes de las posibilidades de la gamificación. El sacrificio físico, el esfuerzo, la superación… Metas habituales del común de los mortales, que acaban quedando en el limbo de los propósitos por el engorro que representan, convertidas en una satisfacción, en un juego divertido y en un reto personal atractivo y realizable.

Deporte y salud de la mano gracias a una técnica mágica, la gamificación, en la que la marca obtiene el incalculable beneficio de captar clientes, fidelizar y disparar la calidad de su imagen.

Nikefuel MIssions

Impulsados por el éxito de sus anteriores experiencias, Nike ha vuelto a sorprender con una campaña en la que da otro paso sorprendente en la aplicación de las mecánicas de juego a actividades de la vida diaria.

Con Nikefuel Missions, la compañía norteamericana hace que la cantidad de ejercicio que practique se traduzca en un juego interactivo en el que debes cumplir una misión.

En concreto, Nikefuel MIssions te convierte en uno de los últimos supervivientes en un mundo devastado por el frío. El argumento te plantea el desafío de encontrar un arco que te permitirá salvarte, al introducirte en el propio corazón del hielo.

El juego te permite elegir el nivel de dificultad y te ofrece a cuatro guías, que te marcarán los retos a cumplir en las diferentes misiones y para lo que Nike ha elegido a cuatro deportistas de fama mundial: el atleta americano Calvin Johnson, la jugadora de fútbol Alex Morgan, la velocista estadounidense Alison Félix y el futbolista brasileño Neymar.

Ahora ya no sólo mides tu ejercicio físico y lo evalúas en la web, ya no sólo estableces retos que una pulsera se encarga de recordarte diariamente con recompensas y competitividades, ahora traduces además todo eso en un juego en el que tu ejercicio real es el que llevará al personaje a salvarse en un mundo post apocalíptico.

Sencillamente genial. Conseguir que las personas actúen de forma proactiva con objetivos concretos (ejercicio físico, uso de productos) aportándoles herramientas que conviertan actividades habituales y poco atractivas en divertidas y fascinantes.

¿Cuál será el próximo paso de Nike? Lo que está claro es que, para cogerles el ritmo, habrá que empezar a correr.