MalariaSpot: El laboratorio videolúdico que salva vidas humanas reales

MalariaSpot: El laboratorio videolúdico que salva vidas humanas reales

 

El mundo de los serious games está traspasando cada vez fronteras más asombrosas. ¿Imaginan que jugando a un videojuego se estuviera diagnosticando la existencia o no de malaria en la sangre de personas de aldeas africanas? ¿imaginan que lo que se hiciera simplemente jugando sirviera para salvar vidas reales?

Pues eso es MalariaSpot, un videojuego que deja con la boca abierta por la facilidad con la que sirve para ayudar a la comunidad médica desplazada a regiones pobres del continente africano.

Se trata de un videojuego donde se plantea al jugador el reto de localizar parásitos en muestras reales de sangre de personas en poblaciones de riesgo. En lugar de disparar marcianos, los jugadores tratan de localizar parásitos en muestras de sangre digitalizadas. El resultado es de un apoyo trascendental para la labor humanitaria, ya que unas veinte personas jugando son equivalentes a un experto microscopista.

El proceso que sigue MalariaSpot es el siguiente. Sus creadores toman imágenes de muestra en el terreno, las suben a internet y las distribuyen para que jugadores de todo el mundo puedan ayudar a la labor diagnóstica. Cuando un número determinado de personas juegan sobre una misma muestra, la información resultantes se agrega y se transforma en un diagnóstico único, colaborativo, que se devuelve al terreno.

Los parásitos son pequeños puntitos morados en un mar más rosa. Los jugadores no necesitan formación, no se les pregunta quiénes son, ni por qué juegan, ni qué edad tienen. Sólo tienen que poder ver, querer contribuir y jugar. Cuando se equivocan no sucede nada, pero cuando aciertan y encuentran parásitos, lo hacen de verdad, y transmiten esa información.

Lo más interesantes es que, gracias a este videojuego, se puede llegar a zonas rurales que, de otra forma, no podrían contar con un diagnóstico, por falta de recursos.

El resultado es un auténtico milagro. MalariaSpot entrena a miles de personas de todo el mundo para que, divirtiéndose, estén ayudando a diagnosticar malaria en zonas pobres, y a poder atajar la enfermedad y salvar vidas reales.

Sus creadores avisan: Este método es extrapolable a cualquier enfermedad de las mismas características, por lo que “podríamos tener una red de buscadores de enfermedades en todo el mundo”.