Desarrollan el primer videojuego erótico de realidad virtual inmersiva

Desarrollan el primer videojuego erótico de realidad virtual inmersiva

Uno de los anuncios de lanzamiento que más está dando que hablar en los últimos días es el realizado por Wicked Paradise en relación a un videojuego erótico de realidad virtual que se está cocinando en su factoría. La noticia ha despertado multitud de reacciones, dado el déficit que el mundo de los videojuegos ha tenido con erotismo como género a través de títulos conseguidos.

El juego de Wicked Paradise está siendo realizado para Oculus Rift, un dispositivo de realidad virtual revolucionario que permite al usuario convertirse en alguien totalmente sumergido en un entorno virtual y se prevé su estreno para 2014. Debido al éxito de la campaña de Kickstarter, Oculus Rift se está convirtiendo rápidamente en el nuevo acontecimiento en el mundo de los videojuegos y el entretenimiento digital.

Con las gafas de Oculus Rift se ha transformado el concepto de juegar, ya que ya no se está interactuando con una pantalla, sino que se está completamente dentro del juego.

Con esta plataforma tecnológico como base, Wicked Paradise está desarrollando el primer videojuego de aventura del mundo totalmente inmersivo, diseñado específicamente para hacer uso de las capacidades impresionantes de la Oculus Rift. En lugar de ver una película erótica o leer un libro erótico en el que el personaje principal tiene aventuras sexuales emocionantes, ¡el jugador se convierte en el personaje!

La empresa ha dado pocos detalles del videojuego, que está en proceso de desarrollo, pero ya adelanta que será como jugar al Leisure Suit Larry, pero en lugar de ver una pantalla, se estará dentro de ella. “Imagine entrar en un bar en Wicked Paradise, contemplar una bella dama, hablar con ella y seducirla. Imagine jugar bien sus cartas y tener sexo salvaje y apasionado con ella. Imagine todo esto en alta calidad, con la realidad virtual inmersiva”.

La invitación de la compañía no puede ser más sugerente. Habrá que seguirle la pista.