Broken Sword la Leyenda de los Templarios

Broken Sword la Leyenda de los Templarios

La primera entrega de la saga Broken Sword me impresionó bastante, acostumbrado a las grandes aventuras de Sierra On-Line y LucasArts, las cuales fueron mi pasión de juventud. En el aspecto visual, las aventuras gráficas dieron un giro con Broken Sword, La Leyenda de los templarios. Era la primera vez que veía a los protagonistas de mis historias de aquel modo, pintados a mano y digitalizados. Recuerdo que el juego llegó una Navidad y antes de que terminara el año ya esperaba ansiosamente la secuela, la cuál no se hizo esperar demasiado.

Era la primera vez que jugaba a un juego con voces dobladas al español (por Tomás Rubio, al que posteriormente escuché en infinidad de juegos) y de los primeros que no tenía que introducir diez o quince disquetes para poder instalarlo.

Me encantaba Nicole Collard, esa joven periodista que siempre andaba metida en líos y que teníamos que salvar constantemente dentro de la piel de George Stobbart, (nunca entenderé porque decidieron que fuera un abogado de patentes).

 

Como acabais de ver, George estaba en el momento y el lugar más inoportuno. Por suerte, la explosión no hizo más que dar comienzo a la saga. A raíz de ahí, George comienza a investigar las pistas que ha dejado la explosión y se van sucediendo una seria de personajes, desde el inspector de policía, el señor Todryk, la florista que nos cobra por cualquier información… y Nicole Collard.

 

brokensword_001

 

Esta saga ha estado llena de luces y sombras, pero nunca llegó a alcanzar la estabilidad que se merecía. Las dos primeras entregas fueron grandes éxitos de venta y crítica, sin embargo en la tercera entrega decidieron (incompresiblemente) abandonar el sistema point & click que tanto éxito les había granjeado a favor de un juego desafortunadamente diseñado en 3D. Éste cambio hizo a los de Revolution perder muchos adeptos a la saga, pero, en lo que a mi respecta, nunca podrán quitarme el recuerdo de aquella primera vez.