U-Startup emprendedor habla con el fantasma

Aprende a plantear un proyecto de negocio con el videojuego U-Startup

 

Aprovechar el potencial de un videojuego para sacar adelante una idea de negocio. Este es el propósito que se ha marcado Omnium Lab (con el impulso del Consejo Social de la Universidad de Cádiz y la Cátedra de Emprendedores) con U-Startup, un serious game destinado a emprendedores, a través del cual pueden obtener nociones básicas de cómo plantear un proyecto de empresa a través de la metodología del Business Model Canvas.

Al iniciar una partida de U-Startup, se pide al jugador que defina su avatar (si es chico o chica y su nombre) y que defina el nombre de su proyecto de empresa y la cantidad de dinero con la que quiere ponerlo en marcha.

A partir de aquí comienza el videojuego, que en su argumento lúdico pone al jugador en la piel de un/a joven emprendedor/a en la fase previa a la puesta en marcha de la empresa. En la intro del juego, se ve al personaje enfrascado en su idea, dándole vueltas, hasta que se queda dormido. A partir de aquí comienza propiamente el juego, que se desarrolla dentro del sueño del emprendedor.

U-Startup : libro Que aprenderemos los emprendedores de éxito

Este argumento lúdico justifica la estética del videojuego, más próximo a un mundo de fantasía y de escenarios y personajes imposibles que al de una reproducción realista de los contextos cotidianos. U-Startup es una especie de Alicia en el País de las Maravillas del Emprendimiento, donde el jugador se va encontrando diferentes escenarios y personajes y donde tendrá que pasar diferentes pruebas que le permitirán ir conociendo los detalles de cada panel del Canvas y rellenarlos.

Al principio del juego, al entrar en el sueño, el jugador se encuentra un cofre en su habitación. Al intentar abrirlo, se le aparece el fantasma del empresario que murió intentando montar la empresa perfecta. Será una especie de mentor dentro del juego, un personaje que se le va apareciendo constantemente dándoles las instrucciones precisas para que sepa cómo ir rellenando el Canvas. Además, le cuenta la leyenda del cofre, el cofre de Mercurio, del que dicen que quien logre abrirlo encontrará dentro el secreto del éxito empresarial. Para ello, el jugador deberá reunir cuatro piedras que se encuentran ocultas en distintos escenarios del juego. Al finalizar el juego y abrir el cofre, el jugador se encontrará que está vacío, y que el secreto del éxito no existe como tal, que el éxito no es un destino sino una actitud, un esfuerzo, un transcurso.

El argumento “serio” del juego se fundamenta en el panel Canvas, que el jugador tiene en un tablón en la pared de su casa. Allí deberá ir acudiendo constantemente en el juego, a medida que, al pasar escenarios, se les vayan habilitando los diferentes paneles. El panel Canvas funciona como una especie de aplicación dentro del juego, un sistema de cajas que tiene su propia lógica de funcionamiento. Sin embargo, para integrarlo dentro del juego y que no fueran mecánicas separadas (un error en el que inciden algunos serious games), la única forma de ir avanzando en el Canvas es hacerlo a través de los escenarios del juego.

U-Startup: emprendedor con pitonisa

En juegos de conversación (por ejemplo, una pitonisa te desvela tu segmento de mercado) se van rellenando algunos paneles; y en juegos de lógica (coger objetos) se rellenan otros. El jugador debe ir acudiendo poco a poco al Canvas para ir dotándolo de nivel de detalle.

El juego termina cuando el jugador ha reunido las piedras y cuando termina de rellenar el Canvas y lo valida (el juego da la opción de exportarlo para que el jugador se quede con él como herramienta de consulta física).