Tamagocours: El Tamagotchi que certifica como docente digital

Tamagocours: El Tamagotchi que certifica como docente digital

 

Muchos son los ejemplos de serious games que se apoyan en las mecánicas de videojuegos clásicos para componer su propuesta gamificada. De entras analogías, no habíamos encontrado hasta ahora, sin embargo, algo tan llamativo como un serious game apoyado en el conocido Tamagotchi.

Es el caso de Tamagocours, un serious game multijugador online desarrollado por el Instituto Francés de Educación para promover el aprendizaje de las normas jurídicas que regulan el uso de los recursos digitales en el contexto educativo. Básicamente, es un juego serio pensado para futuros docentes, para que sepan cómo articular el uso de recursos digitales en el aula, particularmente enfocado a la preparación del certificado docente C2i2e.

El Tamagocours funciona sobre el mismo principio que el Tamagotchi, al que debe cuidar y alimentar. Para ello, debe proporcionarle los recursos pedagógicos digitales legales (imágenes, sonidos, vídeos, artículos, publicaciones…) Esto implica, por parte de los jugadores (futuros docentes) conocer el marco legal para el uso de estos recursos en el aula, como por ejemplo, si están pagados, son gratuitos o libres de derechos de autor.

Si el jugador alimenta a su Tamagocours con un recurso ilegal, éste se marchitará. Y, a la inversa, si lo alimenta adecuadamente, crecerá. Para ayudarles a tomar sus decisiones, los jugadores tienen acceso a la biblioteca jurídica online.

Tamagocours se juega en modo multijugador, con un mínimo de tres jugadores. Siempre que se toma una decisión, el jugador debe contar con sus socios, verificando que se adapta a las normas legales. Para valir el C2i2e, el equipo tiene que ir a través de cinco niveles de juego. El primero, que tiene como objetivo conocer las reglas, se puede ganar por casualidad. A partir de aquí, sin embargo, se requiere de un importante trabajo de colaboración.

Los jugadores pueden volver a reproducir tantas veces quieran un nivel que se haya perdido, con el fin de obtener puntuaciones máximas.